DE LA MÚSICA AL ACTIVISMO SOCIAL

Nací en la ciudad de México el 18 de agosto de 1985. Nací en el seno de una familia de clase media. De un padre académico y ex líder de los movimientos de izquierda de los años 70s y 80s. De una madre funcionaria pública principalmente enfocada en los asuntos de las naciones indígenas de México.

Estudié composición musical buscando aprender más sobre el lenguaje que une a la humanidad. Este camino me llevó a trabajar en la radio, siendo mi primer empleo en OPUS 94.5. Posteriormente me involucraría más en proyectos de cultura que me llevaron a conocer la gran riqueza de nuestro país. En todos lados, los mexicanos somos uno.

Soy un defensor de las comunidades pues es ahí donde se encuentra el verdadero sentido de ciudadanía. Lo viví, entre el sudor y el polvo, cuando en  septiembre de 2017 la tierra una vez más tembló y los vecinos de la Benito Juárez nos unimos para remover los escombros y ayudar. Aún recuerdo con mucho sentimiento cómo los jóvenes nos volcamos a las calles, con palas y cubetas, y muchos sólo con nuestras manos, a quitar trozos de concreto y tabique.

A la Benito Juárez le debo, y mucho, de lo que soy y del camino que habré de seguir.

Mi vida tuvo un nuevo comienzo en la Benito Juárez. Fue entre las calles de Petén e Icacos la primer renta que pagué con mi salario. Compartía depa con un amigo, profesionista como yo y como miles de jóvenes que vivimos en esta zona.

Fue en esta alcaldía donde creció y se consolidó mi amor por Valentina, mi esposa. Nuestras caminatas y citas en los pequeños restaurantes y cafés de la zona son parte de nuestra historia juntos.

Aquí mismo nuestra familia creció, con la adopción de nuestros queridos Trotsky & Lila.