I DEAS

Soy un demócrata convencido. Creo que la democracia liberal mexicana, con sus grandes problemas y aciertos, es el camino para avanzar como sociedad. Creo es el mejor sistema creado por la humanidad para poder expresar nuestras diferencias, similitudes y desacuerdos. Todo en un marco de respeto a la diversidad y pluralidad que caracteriza a México.

Soy un hijo crítico de la transición democrática mexicana. Claro que es un avance fundamental. Pero este avance en derechos políticos no trajo consigo una mejora en la calidad de vida de la gran mayoría de mexicanos que hoy viven en situación de pobreza. Por eso soy un socialdemócrata.

Creo en el mercado, pero también en un estado que interviene en donde existen injusticias, monopolios y desequilibrios. Porque creo que lo mejor que ha realizado la especie humana es el estado de bienestar de la post guerra. Que generó una clase media enorme en los países europeos y por que creo que esta idea que reconcilia al socialismo con la existencia del capital es un avance social e intelectual notable y que debemos de buscarlo en México.

Creo que la socialdemocracia tiene que ser ambientalista, también debe de entrarle al tema de la violencia de género que tanto está afectando en nuestro país.

Creo en la búsqueda de grandes acuerdos entre todas las fuerzas, para reorganizar al estado, propiciar una economía mixta que haga al país crecer. Y sacar de la pobreza a millones de ciudadanos.

Debemos de pasar de un estado asistencialista y clientelar a uno que procura los derechos humanos y los hace valer mediante el acuerdo y la mejor distribución de la riqueza.